Una velada especial. Cachopo Day en Oviedo

Una velada especial. Cachopo Day en Oviedo

cachopo2¿En una palabra? Fabuloso. ¿En más de una? Pues allá voy, porque el Cachopo Day en Las Tablas del Campillín de Oviedo fue un evento que recordaré con cariño. Además, ya me han dicho que estoy apuntada para la segunda edición 😍

Al llegar al restaurante, Noelia Solla, amiga virtual desde hace tiempo y ahora también real, me recibió maravillosamente y, como buena anfitriona, me presentó a los asistentes. Entre ellos Juanjo Cima, dueño del restaurante y artífice del éxito de cada uno de sus platos.

Entramos y había regalitos. El aceite de autor Heroína con un proceso de elaboración artesanal, es sublime; me gusta mucho la textura y, por supuesto, el sabor. Claro, hicimos las bromas de rigor con su nombre, pero tuvieron el detalle de regalarme unas botellas y, ahora que lo he probado en casa con calma, puedo decir que han hecho una fan.

heroina2

Hubo un cóctel para romper el hielo. Y nunca mejor dicho, porque tuve la oportunidad de degustar el mío elaborado con la nueva tónica de fresa de Coca Cola y, sinceramente, estaba realmente bueno. Repetiré.

Cachopo3

Tomamos una deliciosa cerveza artesanal con la cena, Ordum, servida por el propio maestro cervecero quien, además de elaborar un producto único, la tiene a disposición del público en el BrewPub de Oviedo Ca Beleño. Nos contó cómo elabora la cerveza de modo totalmente artesanal. Todo un lujo para el paladar.

cachopo7

Y comenzamos con el primer plato. Una fantástica ensalada con frutos rojos, nueces, miel y queso que estaba para chuparse los dedos. ¡Madre mía, si todavía recuerdo la exquisita mezcla de sabores! Un must 👍 Ya sólo por semejante descubrimiento, valió la pena el viaje.

cachopo4

Y, como no, cuando todavía me estaba relamiendo, llegaron las tablas de cachopo. ¿Y cómo voy a describirlos? Tremendísimo plato, con la carne completamente en su punto, con un rebozado de esos que no están aceitosos, sino que suman puntos al sabor del conjunto. Con razón, y ahora lo comprendo, son ganadores de varios premios. En la tabla descansaban sendos cachopos a cada lado. Ternera Asturiana en los dos: uno relleno de jamón ibérico y queso asturiano y el otro de jamón ibérico y queso cabrales. Y con unas cestillas de patata rellenas en el centro. No sabría decir con cuál me quedo, los dos son de premio y no os los podéis perder si tenéis la ocasión de ir a Oviedo.

cachopo5

cachopo6

¿Y de postre? ¡Oh, por favorrrrrrr! Cuando ya no podía más, veo dos delicias aterrizando en las mesas. Tiramisú y un arroz con leche impresionante.

cachopo8

cachopo9

Y, como colofón, Nacho Gancedo tuvo otro detalle estupendo. Nos obsequió su Guía del Cachopo 2018 con maravillosas imágenes de esta delicia asturiana y dónde encontrarla.

cachopo1

Ha sido un precioso viaje. Asturias vale la pena en cualquier ocasión y, como me decía uno de los asistentes a la cena, por un buen cachopo como este, cualquier distancia es corta.

Me fui al día siguiente recorriendo toda la costa hasta Rías Baixas, disfrutando de maravillas de la naturaleza, sin prisas, reencontrando lugares que hacía muchos años que no visitaba. Pero esa es otra historia de la que daré cuenta en otro momento.

Como veis, una velada magnífica rodeada de gente estupenda. ¿Resumen?: ¡Quiero repetir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: